lunes, 23 de marzo de 2009

GANADERÍA DEL NORTE DE CHIAPAS EN PROBLEMAS POR SEQUÍA




REPORTAJE
RAFAEL ALVAREZ


La sequía que se avecina ya causa estragos en los productores de la zona norte selva del Estado de Chiapas, la preocupación de los productores es generalizada, ya que las altas temperaturas y la falta de pastura dan como resultado la muerte de bovinos de esta región.



Ya se puede apreciar la falta de pastura en la lomas, ganado flaco y pocas posibilidades de encontrar terrenos con pastura para alquilar, además de la sequía que ha iniciado se suma el alto costo de los insumos que aumentan mes con mes tanto en medicinas como en el alimento balanceado que solo lo utilizan en casos de emergencia, ya que la ganadería estabulada no se considera viable para la zona por los altos costos de la materia prima para elaborar alimento balanceado y el bajo precio del ganado en pié.



Aunado a esto el precio de los semovientes se estancó e incluso ha bajado por la introducción de carne de los Estados Unidos de Norteamérica, además los compradores han suspendido la adquisición de becerros donde el principal consumidor son los corrales de engorda del centro y norte de la república mexicana.



Desde hace unos años esta actividad (que en esta zona se considera la de mayor número de semovientes, según estadísticas se encuentra entre el 43 y 46 por ciento de los bovinos en el estado de Chiapas), la ganadería está dejando de ser opción, incluso se está cambiando de actividad, una de ellas es hacer plantaciones de Palma Africana, hule, melina, entre otras; antes se consideraba una manera de diversificar la producción pero ahora algunos ganaderos de la zona han vendido en su totalidad el ganado alquilando sus terrenos a la empresa costarricense Palma Tica, el tiempo de renta es por diez años y aún así consideran que es mejor opción que la ganadería.



Lo anterior viene a decrecer el hato ganadero en el estado de Chiapas, la baja en la actividad es preocupante, hace unos años se tenían considerados tres millones de semovientes en la entidad, después bajo a un millón y medio, ahora con los problemas antes mencionados tiende a bajar de manera drástica, una actividad que comenzó a inicios del siglo pasado al parecer no tiene manera de subsistir en la actualidad.



El Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos de Norteamérica tiene ventaja para el vecino país, ya que el gobierno estadounidense da prioridad a las actividades agropecuarias y subsidia estas, México no subsidia en el mismo porcentaje por lo cual el ganadero prácticamente compite con su propia capacidad, lo cual desde hace años sus ingresos cada vez son menos y los egresos aumentan por el precio de los insumos y más aún en esta región de clima trópico húmedo donde el clima exige más consumo de vacunas para prevenir enfermedades.



La ganadería en este momento necesita de un apoyo emergente para comprar alimento balanceado y pacas de pastura para poder mantener el ganado durante los cinco meses de sequía que ya han comenzado.



Los ganaderos tienen puesta sus esperanzas en sus representantes que deben de actuar a tiempo, ya que no solo azota la sequía sino también enfermedades como el derriengue (rabia paralítica) donde ha comenzado el brote en la zona de Benemérito de Las Américas.



De ignorar el grito desesperado de los ganaderos en este momento, Chiapas dejará de ser el importante productor de ganado que con tanto orgullo comentan los políticos en sus discursos.



Llegó el momento de la ayuda, es emergente hoy, mañana seguramente será demasiado tarde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada